HOCES DEL DURATÓN

DESCUBRE ESTE ESPECTACULAR CAÑÓN EN LA PROVINCIA DE SEGOVIA

NAVEGA POR EL INTERIOR DE LAS HOCES

CUALQUIER MEDIO ES IDEAL PARA DISFRUTAR DE LA INMENSIDAD DE ESTE PARQUE NATURAL

COMO LLEGAR

El parque natural se encuentra al nordeste de la provincia de Segovia. En apenas 1 hora y media en coche desde Madrid llegaremos al centro del parque natural.

RUTAS

El parque natural de las Hoces del Duratón dispone de 7 rutas balizadas. En esta web te presentamos la ruta más sencilla de apenas 2 km para hacer en familia. La ruta de la ermita de San Frutos.

DONDE DORMIR

Los mejores alojamientos de turismo rural para pasar un fin de semana en un entorno único. Hoteles rurales, casas rurales, campings etc.. Villas medievales como Sepúlveda o Pedraza se encuentran muy cerca del parque natural.

DESCUBRE LA VILLA DE SEPÚLVEDA

ARTE – NATURALEZA- GASTRONOMÍA

EN EL CORAZÓN DEL PARQUE NATURAL

SEGOVIA TE ESPERA

PASEOS EN CANOA

Todo el cañón del río Duratón es ideal para practicar el piraguismo. Numerosas empresass de turismo activo te ofrecen todo tipo de actividades.

LA MEJOR GASTRONOMÍA

Disfruta de la mejor gastronomía segoviana en alguno de los afamados restaurantes de la zona

Viajar y hacer turismo son algunos de los mayores placeres de la vida para muchas personas. Sin embargo, muchas veces resulta fácil pasar por alto parajes, especialmente los más locales, de gran belleza, y muchas cosas para hacer.

En España tenemos lugares de sobra como para escaparse cada fin de semana, y uno de excepcional belleza, y que en comparación con otros no es demasiado visitado, es el Parque Natural Las Hoces del Río Duratón, un lugar rodeado de bellezas naturales, actividades al aire libre, historia y bonita fauna.

Para todas las personas considerando visitar la comunidad de Castilla y León, considerad seriamente pasar por la provincia de Segovia, porque muy cerca de las localidades de Sepúlveda y Burgomillodo podrás llegar a Las hoces del Duratón. Y si no habías considerado visitar Segovia, Las Hoces seguramente serán razón suficiente.

Las Hoces del duraton en Segovia comprenden un paisaje idílico, a solo una hora de la capital de España. Este Parque Natural tiene para el visitante todo lo que puede pedirse de un entorno natural: agua, senderos y pueblos antiguos. La belleza segoviana alcanza su cúspide en este maravilloso lugar. Las actividades a realizar son diversas, perfectas para toda la familia, incluyendo a los más pequeños y a los canes. ¿Te gustaría saber más sobre este fantástico reservorio natural? Descubre todo sobre este baluarte a poco más de 60 minutos de Madrid.

PARQUE NATURAL HOCES DEL DURATÓN

Este mes de septiembre escubre este magnífico parque natural en el nordeste de la provincia de Segovia. Un espectacular cañón con paredes de más de 100 metros de altura que el río Duratón ha excavado en la roca caliza. Disfruta de la mayor colonia de buitres leonados de Europa, más de 800 parejas de buitres censadas en el parque.

Mas de 5.000 hectáreas de parque entre las localidades de Sepúlveda, Sebúlcor y  Carrascal del río en la provincia de Segovia.

El río Duratón nace en la provincia de Madrid al desprenderse por las cascada de la chorrera de Luiteros a más de 30 metros de altura.

El río Duratón discurre a lo largo de 27 km encajonado en el fondo del cañón con paredes que en su punto más alto llegan a los 100 metros de altura y llega hasta el embalse de Burgomillodo.

La visita más típica y fácil de realizar para visitar las hoces del Duratón es desde la localidad de Villaseca. Desde aquí parte un camino de tierra que nos lleva muy cerca de la ermita románica de San Frutos lugar ideal para deleitarnos contemplando este espectacular paisaje.

El parque natural de las hoces del Duratón nace aguas debajo de la localidad de Sepúlveda que es un punto de referencia imprescindible para visitar este bello rincón de Segovia.

Las hoces del Duratón son un plan ideal para escaparse un fin de semana bien sea en pareja o familia  y realizar alguna de las sencillas rutas que nos propone el parque, andando o en Kayak por el fondo del cañón con alguna de las múltiples empresas de turismo activo que hay en la zona. Si a esto le sumamos que podemos disfrutar paseando por la histórica villa medieval de Sepúlveda y saboreando la rica gastronomía de la zona en la que destaca sobremanera el rico lechazo asado de castilla y león.

¿ Como se formó?

Este paraje tiene el estatus de protegido desde 1989, debido a la importancia de sus ecosistemas naturales y relevancia paisajística. Lo que se conoce como hoces son el producto de un complejo proceso geológico, en el que una mezcla de gases y vapores erosiona la tierra. Esto da forma a las características depresiones que se encuentran alrededor del río.

El proceso kárstico

Este proceso químico en el ambiente hace que el paisaje del Parque Natural de las Hoces del Río Duratón esté en constante cambio. Día tras día, el suelo se modifica gracias a la combinación de agua, del río y la lluvia, con el dióxido de carbono de la atmósfera. El resultado es el ácido carbónico, responsable de moldear las rocas calizas en su característica forma de hoces.

Las peculiaridades geológicas de este tipo de erosión son mundialmente conocidas. Sin embargo, no es lo único que hace especial a este Parque Natural.

Un lugar único en la geografía española

Las hoces tardaron millones de años en adquirir su forma actual. En ese sentido, su proceso de formación se inició hace alrededor de 140 millones de años. Fue en ese momento cuando el río Duratón comenzó a abrirse paso entre la roca caliza.

Con el paso del tiempo, muchos meandros y afluentes se han secado. Esto dio origen a múltiples humedales separados del río, que son una cuna maravillosa para la biodiversidad. Precisamente, el Parque Natural de las Hoces del Río Duratón hace gala de una fauna y flora inimitables, que está protegida a nivel europeo por la Red Natura 2000.

Flora y fauna

Especies animales y vegetales de inigualable belleza

La protección que se ha granjeado este paisaje no es en balde. En él habitan variedad de animales, sobre todo aves, en ocasiones en estado de conservación precario. Se contabilizan alrededor de 195. Algunas de ellas son:

  • Buitre leonado: esta ave rapaz de singular belleza encuentra en las Hoces del Río Duratón uno de sus hábitats predilectos. Se trata de uno de los pocos buitres europeos, y tiene en esta zona de Segovia una de sus zonas reproductoras más proliferas del continente. Las oquedades en la roca le proporcionan lugar de cobijo y reposo.
  • Águila real: ave otrora distribuida por toda Europa central, está hoy extinta en la mayor parte del continente. Sin embargo, en esta zona de naturaleza, es posible hacer avistamientos casuales. La Península Ibérica es uno de sus reservorios más notables.
  • Alondra de Dupont: este pequeño pájaro, distribuido exclusivamente en el Mediterráneo, ha visto mermar sus poblaciones año tras año. Los Parques Naturales segovianos son reconocidos por servir de hábitat a esta especie amenazada.

Para los amantes del verdor, este lugar es cuna de variadas especies vegetales. Algunas de las más comunes son:

  • Zapatitos de la virgen: su nombre científico es Sarcocapnos enneaphylla, pero es reconocida por las florecillas blancas y amarillas de singular belleza. Es una planta rastrera, que se adapta a las depresiones en la roca con facilidad.
  • Ombligo de Venus: aunque su nombre suene místico, es una planta común en la Península Ibérica. También conocido como basilio, es frecuente encontrar sus hojas gruesas en acantilados y grietas.
  • Pampajarito: planta suculenta, bien adaptada a las temporadas veraniegas de la Península. Es reconocida por el amarillo intenso de sus flores, que puede llegar a tapizar grandes extensiones de roca.

PASEOS EN PIRAGUA POR LAS HOCES DEL DURATON

Disfruta dando un paseo por el cañón del rio Duratón a bordo de una piragua y vive una experiencia única. Recorrido através del parque natural con guías experimentados navegando por las  tranquilas aguas del Duratón y contemplando desde otra perspectiva el monasterio de la Hoz o la ermita románica de San Frutos.
Actividades para pasar una mañana o una tarde con piraguas de una , dos o tres plazas, con precios que oscilan entre los 15 euros de los niños a los 30 euros de los adultos. Puedes ver aquí todas las opciones de que dispones.

 

La opción perfecta para los amantes de los monumentos

La presencia humana en esta zona data del 3000 a.C. De esta época sobreviven algunas pinturas rupestres, pero poco más. Sin embargo, existe un verdadero acervo histórico, en el que se pueden apreciar, sedimentadas, las 5 grandes culturas que poblaron esta tierra:

  • La herencia romana puede trazarse en la calzada de Sepúlveda y los puentes de Picazos y Talcano. Fabricados con la característica arquitectura de arcos, se han conservado durante más de mil años casi intactos.
  • En la Cueva de los Siete Altares se encuentra el sitio de culto cristiano más antiguo de toda Segovia. Se trata de una formación geológica utilizada para el culto por los visigodos, desde el siglo VII. Este pueblo, que tomó el relevo a los romanos, es conocido por sus prácticas eremitas. Dentro de ellas, las cuevas en lugares remotos son lugares típicos de devoción.
  • Los árabes ocuparon la provincia alrededor de 200 años. No obstante, de ellos solo se conservan los restos de las murallas de Sepúlveda. En ellas se observan los característicos diseños sarracenos, de acabados lisos y repletas de agujeros para la defensa.
  • La Ermita de San Frutos da cuenta del antiguo culto visigodo a San Frutos. Esta construcción románica data del siglo XII, si bien se realizó sobre ruinas visigóticas de 500 años antes. Antiguamente se trataba de un priorato, que luego fue ocupado por monjes benedictinos antes de ser abandonado en 1834. Resulta de especial interés las vistas del entorno natural desde la colina de la ermita. También se trata del primer testimonio material de ocupación cristiana y anexión a Castilla.
  • Se encuentra un antiquísimo convento de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz en el Río Duratón. Luego de la construcción del Embalse de Burgomillodo su acceso es solo posible a través del agua. No obstante, retiene su singular y lúgubre belleza, al acumular más de 200 años abandonado. Sin embargo, este sitio de culto vio días de gloria durante el reinado de Isabel II, fiel devota de la Virgen de la Hoz. Si bien es imposible datar con certeza su construcción, se estima que precede al año 1000.